El guión

Estoy en mi lecho,hace diez minutos me tomé mi Alplax 1 a regañadientes y muy en el fondo de mis dientes, ya que se o supongo saber que mi adicion a los ansioliticos que ya lleva diesiciete años debe sucumbir,pero temo suplantarlo por otra tal vez peor.

Trenes del metro, rodando a velocidades infinitas a través de túneles en las profundidades de la ciudad. Por momentos ,en vertiginosos puntos al azar se cruzan y se confunden y los rostros detras de las ventanas se amalgaman, se estiran ,quietos en un compartimiento estanco que avanza zigzagueante dentro del espacio imperturbable inamovible del tunel ;asi son mis pensamientos.

Me pregunto:”como comienzan las historias en los libros?”….con el ya gastado a lo largo de centurias :”habia una vez…” o comienzan por final? ;la trama describe una elipse; tal vez saltos en el tiempo?.Una amiga que frecuenta mi lugar de tragajo en innumerables conversaciones que recorren los disparates y vaivenes del destino de una y otro, me conmina de continuo a volcar vivencias y experiencias vitales en un libro , mas , que es un libro? que cantidad de palabras, carillas o capítulos debe lucir para calificar como tal?… una incógnita . No soy un escritor,aunque he transitado con pudor los versos,esos, libres de academicismos que dicen adherir tal vez al surrealismo,agreguemosle ” mágico” o a la escritura en modo automatico, no obstante temo irme por las ramas de mi espiritu criptico.Temo.
Estoy en mi cama recostado sobre mi hombro, adormecido casi tanto como mi codo izquierdo; sobre mi palma la tableta, que deletreo a la velocidad de un dedo hábil manchado de nicotina algunas palabras que pretenden ser coherentes en medio de ideas que intento no abunden en adjetivacion pseudointelectualoide( neologismo?).No sin cierto placer descubro que la hoja no esta tan en blanco como en esas escenas de peliculas monocromáticas de la decada Beat en donde un bohemio de lentes culo de botella,perdido en una ignota habitacion en una mas ignota callejuela de Bs As,Paris o Madrid intenta en vano escribir prosa o verso dando su cabeza contra ceniceros colmados,bebiendo whiskie barato,embebido en opio,cocaina o ayahuasca…pero es infructuoso el esfuerzo,el primer plano es siempre el de una mano haciendo un bollo de papel con los fragmentos que no adularon al ego suceptible de auto crítica .

El humano es un ser extremadamente complejo, en lo psicológico, espiritual y también en un sutil aspecto que involucra a los dos anteriormente mencionados; es complejo en lo social y sexual y aqui me detengo para no abundar e irme por las ramas de tan frondoso árbol .Pensar en la propia complejidad ,me abruma al punto de la angustia y de la ansiedad ;esta situación se torna por momentos (aislados debo ser sincero para no castigarme de gusto) tan desgastante que la opción sana y valedera resulta en un mecanismo tan básico como el de concentrarme en el aquí y el ahora ,método aprendido a raíz de haber escuchado o leido al pasar ,por gentes o libros respectivamente ,mensajes subliminales , datos que se mantienen en en el inconsciente como recursos dispuestos a salir a la superficie en el momento oportuno para brindar luz. Opino, no es una redundancia en absoluto esto de la luz.

Debo dormir,abandonar esa vorágine aun a sabiendas que al despertar del letargo químico no solo no me reencuentre con ese feliz trance que hace que mi índice valla raudo de una a otra tecla virtual ,sino que lo que me aterroriza es la posibilidad que mi papel ahora inundado de palabras zucumba al delete (modo ultramoderno de hacer un bollo las ideas).Adopto la posición fetal que me predispone al sueño,repito mi regla nemotecnica que me lleva a un estado de trivialidad mental que me acerca a ese momento feliz de somnoliencia…Billingursth entre Charcas y Begrano…y asi luego de repetir como un idiota con suerte me duerma.

El despertar no puede resultarme mas pesado, cada párpado una tonelada,y mi cuerpo es víctima de una fuerza de atracción gravitatoria capaz de hacer que una mota de polvo caiga con la fuerza de un asteroide, asi tan ausente de ánimos es el regreso a la materia de mi espiritu errático.

La mañana se me revela cobriza y lluviosa o bien el dia está en proceso de herrumbre, el caso es que mas lejos de las metáforas y mas cerca de la molestia  la herrumbre parece  estar tomando mi rodilla entumecida y la pierna propietaria de la articulacion cojea que da gusto. Fracaso al tratar de cancelar mediante una burda fantasía de control mental mi malestar y testarudo indago en los abismos de mi psique que disturbios emocionales se encuentran causando este mal andar no obstante como puedo intento llegar chorreando humedades a Anibal Troilo esquina Corrientes , me detengo en medio de una humareda de desagues y smog atisbando a lo lejos la insondable marcha de colectivos. Urgando entre el mar de números identificatorios uno en rojo y verde que anuncie 78 y me lleve al bajo ,me distrae el ir y venir o bien…el deambular lento y parsimonioso de taxis  cuyos taxidrivers semejan prostitutos al acecho de la presa por que siento que intentan “levantarme”, me miran desde el interior de sus cascajos y alguno hasta enarbola un cabezaso como quien invita a bailar o a amar,en un esfuerzo por relativizar o preferir tener una mirada positiva o benévola elijo pensar que ese parecer golfo al volante es un invite a disfrutar sobremanera un paseo por Corrientes con banda de sonido tanguera ,tal vez un Adios Nonino obra suprema que por bella no deja de resultarme cliché.

CONTINUARA…

After office

En los bares céntricos de la ciudad ,en calle Alvear ,en el distrito bancario de Venado Tuerto,por las mañanas hábiles de la semana,las mesas bullen cafés parlanchines que se empeñan en componer tanto las políticas nacionales como las politiquerías domésticas y de cabotaje de nuestro pueblo grande,en unas dos o tres cuadras que quieren ser un “petit Palermo Sensible”o “Soho”.Las tardecitas ahora se llaman “after office”,el ver y ser visto o el “marcar tarjeta” en determinados antros es costumbre que los venadenses nunca perderemos,lo importante es mantener el perfil lo suficientemente alto y la popularidad en franco crecimiento…todos algún día podemos ser intendentes,esta visto que cualquiera puede serlo…;)…por lo tanto vamos captando adeptos levantando la mano para saludar aún a los desconocidos…por las dudas y para no quedar mal.

Los fines de semana esta cuadra es intransitable,las veredas están atiborradas de top models en pose,no interesa el buen gusto, solo hay que tirarse todo el trapo encima posible o el menos posible…después comeremos arroz todo el mes,hay que aparentar,vivimos en una ciudad rica y ostentosa.Los caballeros están testorenados y al ataque por la presa femenina…los piropos ahora tienen el tono de :”que pedazo de animal”a la fémina que pasa con la cabeza gacha sintiéndose de pronto en vez de sujeto…OBJETO…

Cuando “la vuelta al perro” en vehículo te lleva indefectiblemente a esta calle(por que otra no queda),aminoramos la marcha y bajamos la ventanilla para que nos puedan ver con el mentón en alto alardeando nuestro progreso,algunos suben los decibeles de sus equipos “punchi punchi” HI-FI para que sí o sí debamos redirigir nuestro globo ocular hacia ese transformer barato que emana sonidos que son como un mini-terremoto que se desplaza sobre llantas cromadas.En las mesas cohabitan viejas generaciones de playboys y damas aún infartantes , las nuevas de efebos y ninfas constantes y sonantes en su esplendor con “muchachos y muchachas ochentosos/as” entamblando batalla a la vida para no dejar de transitar el segmento de la juventud ,esa que deviene de los tiempos modernos de gimnasio y avances en la cirugía estética(hablo de mí…y mis contemporáneos/as cuarentones/as),no perdamos tiempo …ES UNA GUERRA PERDIDA .

Me caracteriza la ironía en el campo de la redacción y me divierte verme y vernos los defectos y virtudes ciudadanas,las cuestiones de sociedad.Decimos de nosotros mismos que somos una sociedad chata cuando por algún motivo debimos emigrar en busca de sustento ,pero pasado el tiempo extrañamos esa “chatura” y lloramos en silencio y en los rincones por ese Venado lejano en donde quedaron amigos y familia,también cantamos “Volveeeeeeeeeeeerrr..con la frente marchita..lari lará”….cuando ya se nos torna un sufrimiento estar sin vos y nos volvemos con nuestra valija de cartón(ahora sería una mochila desgreñada) cargada de triunfos,crecimentos y frustraciones.

yó ciudad te ” saco mano”,te critico,te veo las falencias pero elegí nacer en vos y te quiero a pesar de todo!
(Mauricio Migoya)

Ticket to ride

No quiero un Universo de huesos desnudos,ni deseo contagiarme de infinitos,por cuanto ya compro mi boleto a la próxima súper nova…reflexiono sobre ello,siento miedo y me abrazo con el otro que es solo un pretexto.

Hace milenios hemos abandonado las alianzas ,las miserias del espíritu humano.Esta invisibilidad es aberrante,flotar por los mundos despertando curiosidades;yo ya lo decía,la muerte es un fraude,es un eco de lágrimas derramadas sobre alfombras de montones de cosas que ya no necesitamos.

LA COLMENA

 

En el barro, la ruta secreta, la fatal experiencia, la zozobra inevitable. El hombre toma las metáforas, avanza sin pausa con sus palmas extendidas hacia fuegos fatuos .La mujer,bendita,llorosa, enfrenta el pánico y se desplaza a cinco centímetros del suelo bajo dosis crepusculares de calles y esquinas que alguna vez le resultaron familiares y ahora desconoce. Un rayo parte al medio al mundo. Mirarse a la los ojos y tocarse con una piel que conspira y alucina los salva del olvido mutuo, la memoria es fragil,asi recorren ambos la ciudad ;allí abajo, los cadáveres se acumulan por millones, las sirenas anuncian la llegada de la policia ,ésta persigue a los enfermos y el pánico precede a la hambruna: los colores de otros tiempos, el verde y el sol caben en una palabra que se repite millones de veces: PRESENTE, mientras tanto el absurdo y el espanto los atraviesan y los conducen a las fronteras de La Colmena.

 

MOMENTOS ÚNICOS

DSCN1389

MOMENTOS ÚNICOS
Una noche con la verdad
hundida en el pantano de las promesas incumplidas.
Un día con las respuestas
halladas en botellas arrojadas al mar.
Una vida inmersa
en las revueltas de la cotidianeidad.
Una muerte que nos pide
no creamos en ella.
Un ser humano,
los días en que todo comenzaba
luchando por la identidad.
El espectáculo de las ideas
atravezadas por la energía vital.
Las manos del obrero anónimo.
El alma del artesano.
Las miradas en el espejo,
un reto,un paseo espléndido,
un encuentro con la inspiración
Un colorido singular
Una conmoción duradera.

DE LA ALTA CORDILLERA A VENADO TUERTO

5768_1201723807815_1460017_n

POCHI LA CHIVITA

Un criancero de sangre mapuche le cantó versos,
los pastos apetitosos ,peinados por los vientos fuertes la alimentaron, fue vendida,desterrada,destetada.
Viajó De la alta cordillera a Venado Tuerto, primero en camión, luego en un Ford Falcon verde dentro de un cajón de madera para manzanas,
fue recibida en casa, en medio del griterío y la euforia de tres niños revoltosos.
Mi madre me sugirió que le diera un nombre, me cabía ese honor por ser el mayor de los hermanos ,la bauticé Pochi.
Seguramente extrañaba a su mamá por que berreaba toda la noche y defecaba pelotitas negras cual perdigones,
pero estos no mataban, causaban gracia.
Pronto fue creciendo entonces mi padre transformó la pequeña pileta de material donde los niños nos refrescábamos en verano en un auténtico chiquero donde los desperdicios orgánicos se transformaban en alimento para Pochi la chivita……………………………………………………
Levante mi vista del plato, el bullicio de la mesa de Año Nuevo me aturdía un poco,
el patio de casa era un hervidero de gente,vecinos,familiares y amigos…
miré fijo a mi madre sentada a mi derecha y le pregunte con la boca llena de una sabrosa carne asada:
-“maaaa,la Pochi esta lejos?..la llevaron a un campo??”….
de pronto reinó el silencio ,todos se detuvieron en ademanes astatuarios,con el bocado a medio camino
entre el plato y la boca, miraban a mi madre y me miraban a mi….
_”si ,comé todo lo que tenes en el plato, hay chicos que no tienen que llevarse a la boca”.
Dieron las doce….
Feliz Año Nuevoo!y viva Perón carajooo! grito el primer borracho del año 1976.
Todo parecía perfecto, la luna llena estaba cercana ,la vida transcurría en cámara lenta,
paso a paso, día a día, los eucaliptus de las quintas vecinas intensificaban su color
,redoblaban su tamaño , me disminuían y dotaban el aire de un frescor sanador…
yo jugaba, tú jugabas, él jugaba, nosotros transcurríamos y en los hogares se naturalizaba la violencia, el terror
todos en esa mesa sabían, menos yo…que me estaba comiendo a mi propia mascota.
Y asi crecí ,solo en mí,en mi patio interior,flotando,volando,temiendo,angustiando,pensando…sobreviviendo a los intentos.

MANIQUÍS

dsc00305

El cielo cabía en un charco y mi living era la plazoleta a la par de la Iglesia Redonda .Cuando otros para descansar se quedaban en sus departamentos yo me veía obligado a salir para caminar y conocer la ciudad o para respirar y ventilar mis neuronas agotadas. Deberíamos poder saltar al vacío de un charco cualquiera, tal vez el del cordón de una vereda en Paternal y fundirnos en esa realidad paralela de los reflejos, tal vez ese sea un mundo mas amable, pacífico y colorido.

La ciudad en tanto bullia,crujía,se desperezaba o se desesperaba?, se desempañaba,resplandecía,entibiaba,acariciaba…los edificios eran elefantes en un bazar, cíclopes…mas no me daban temor, la ciudad era mía, yo la hacía…aún desde mi pequeño lugar de gran burgués. Allá a fines de los 90´s venidos a menos, vivía o sobre-vivía en una pensión de poca monta en la que pernoctaba y me protegía de los elementos(que no es poco)….tan de poca monta fue y desbordante de aromas rancios y escaleras quejumbrosas, que compartía momentos muertos con compañeros de habitación desconocidos a los que solo conocía por sus ruidos nocturnos o por las desnudeces del cruzar al baño común o por los aromas a fritangas de las cocinas compartidas…

Las desnudeces y los reflejos del quehacer diario urbano se fusionaban en el satén del vidrio frío del bondi de la mañana, los protohumanos descansaban de la rigidez y adquirían vida real,saludaban,alardeaban de perfección física y belleza…mientras yo salía a la calle a pelearla y ellos, los maniquís se dormían luego de una noche de orgias en las vidrieras. Buenos Aires me quería y yo quería a Buenos Aires pero extrañaba mi Esmeralda del Sur.